top of page

EL AUGE DEL UPSKILLING Y EL REESKILING.

Actualizado: 17 may

Tendencias de Estrategia Empresarial en RRHH 2024/2025.




EL AUGE DEL UPSKILLING Y EL REESKILING.


By Sergi Grimau






Mis conversaciones diarias se reparten entre dos tipos de profesionales:

Responsable de recursos humanos, people o talent.

Responsables de departamentos de marketing o eventos.


En un escenario donde la cuarta revolución industrial avanza a pasos agigantados, con la automatización y la inteligencia artificial reconfigurando rápidamente el panorama laboral, las empresas se enfrentan a desafíos sin precedentes. Es evidente que el mercado laboral no puede mantener el ritmo de esta revolución digital, como lo advierten expertos de McKinsey & Company. Ante esta vorágine de cambios, dos tendencias emergen como guías cruciales para las organizaciones: el upskilling y reskilling. Estas prácticas se erigen como pilares fundamentales para las empresas que no solo buscan sobrevivir, sino prosperar en un mundo digitalizado y en constante evolución. En este nuevo paradigma laboral, el aprendizaje continuo se convierte en la piedra angular de la adaptabilidad y la resiliencia empresarial.

Upskilling: Proceso de mejora y desarrollo de habilidades existentes

Reskilling: Aprendizaje de habilidades completamente nuevas


En ambos sentidos ya no basta con una formación estática; en su lugar, el desarrollo del talento debe abrazar la fluidez y la agilidad.


En referencia a este proceso de aprendizaje, las habilidades más demandadas por las empresas han evolucionado en los últimos años. El WEF señala una lista de aquellas que serán esenciales para las organizaciones en 2025.

Entre las más buscadas se encuentran las competencias digitales y tecnológicas.

Si bien las habilidades técnicas siguen siendo cruciales, las softskills emergen como un factor diferenciador clave. La comunicación efectiva, el pensamiento crítico y la inteligencia emocional son cualidades que distinguen a los profesionales y los preparan para enfrentar los desafíos cambiantes del mercado laboral. Además, son fundamentales para fomentar la colaboración, la innovación y la resiliencia en el entorno laboral actual.

Asimismo, el énfasis en la creatividad y el pensamiento innovador es cada vez más significativo. A medida que las máquinas asumen tareas rutinarias, los profesionales que pueden ofrecer ideas frescas y soluciones creativas se vuelven invaluables. Fomentar un entorno que fomente la experimentación y la colaboración se convierte en una prioridad para las organizaciones que buscan mantenerse a la vanguardia de la innovación.


Los líderes desempeñan un papel fundamental en este proceso de transformación. No solo deben abogar por el upskilling y reskilling dentro de sus equipos, sino que también deben modelar un compromiso personal con el aprendizaje continuo. Al demostrar una mentalidad de crecimiento y una disposición para adquirir nuevas habilidades, inspiran a otros a seguir su ejemplo y a abrazar el cambio como una oportunidad para crecer y prosperar.

Los responsables de RRHH emergen como agentes de cambio clave en este nuevo paradigma laboral. Su función va más allá de la contratación y la gestión del talento; se convierten en arquitectos de la transformación organizacional. Al diseñar estrategias de upskilling y reskilling que aborden tanto las necesidades técnicas como las soft skills, ayudan a preparar a la fuerza laboral para los desafíos del futuro.


Promover el aprendizaje permanente mediante acciones de reskilling y upskilling comporta importantes beneficios. Mejora la competitividad de la empresa, impactando en la satisfacción de los empleados y en su desempeño, lo que se traduce en mejores resultados y mayor rentabilidad. Además, contribuye a retener el talento. Estas acciones también son un beneficio social para los profesionales, al brindarles oportunidades reales de mejora y desarrollo.


Finalmente, la inversión en upskilling y reskilling reduce los costes a largo plazo al integrarse plenamente en la empresa y fortalece la sostenibilidad de la organización al garantizar su futuro ante ciclos económicos adversos o crisis.


Contratar es costoso (estudios señalan que el coste estimado de sustituir a un empleado supone a la empresa un coste equivalente al 122% del sueldo anual de dicho trabajador)


En conclusión, el upskilling y reskilling no solo son imperativos para la adaptación y la supervivencia en el mundo empresarial actual, sino que también son fundamentales para el crecimiento y la prosperidad a largo plazo. Al invertir en el desarrollo y la capacitación de su talento humano, las empresas pueden asegurar su posición en la vanguardia de la innovación y la competitividad en un entorno empresarial en constante evolución.




3 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page